.Punto y Futuro
UIE Universidad con propósito

El profesor Miguel Ángel Escotet debate en la Universidad de Valencia sobre el futuro de la educación


Participa en las IX Jornadas Nacionales de Docencia e Investigación en Educación Comparada, organizadas por la Sociedad Española de Educación Comparada


El rector de la UIE y profesor emérito de la Universidad de Texas, propuso la integración de todas las estructuras del sistema educativo dentro del concepto de educación permanente y aprendizaje a lo largo de la vida


11.11.2022. La Universidad de Valencia acogió este viernes un debate sobre el Informe de la UNESCO, «Los Futuros de la educación: Reimaginar juntos nuestros futuros», en el que participaron además del rector de UIE, Miguel Ángel Escotet, el profesor de Harvard y coautor del Informe de Unesco, Fernando Reimers, el catedrático de la Universidad de Valencia, Luis Miguel Lázaro y los directivos de la Fundación SM, Augusto Ibáñez y Mayte Ortiz. Estas jornadas internacionales, organizadas por la Sociedad Española de Educación Comparada, contaron también con la participación  del profesor Carlos Alberto Torres, director de Instituto Paulo Freire de UCLA, Estados Unidos, y el director del Instituto Internacional de la UNESCO para Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC), Francesc Pedró.

Miguel Ángel Escotet, rector de UIE

Durante el debate, el profesor Miguel Ángel Escotet, propuso romper con los actuales compartimentos de la educación reglada, en lo que denomina «el continuo educativo» y crear un solo sistema de aprendizaje completamente articulado. En opinión del rector de UIE y profesor emérito de la Universidad de Texas,  este concepto de continuo educativo «no apunta a dividir la educación en compartimentos estructurales, en compartimentos aristocráticos, en compartimentos disfuncionales. El aprendizaje a lo largo de la vida requiere entender que al ser humano no se le educa para la vida, aprende dentro de la vida misma: desde menos nueve meses hasta el certificado de defunción».

El rector de UIE expresó, asimismo, que «una prueba fehaciente es el divorcio actual entre la educación secundaria o media y superior. No existe continuo real, sino artificial. No hay continuidad ni en profesores, ni en estudiantes, ni en métodos, ni en el currículo o planes de estudio, ni en sistemas de equidad y remuneración, ni en infraestructuras… Hasta los sistemas gubernamentales dividen la educación en dos o más ministerios, hecho que no ocurre afortunadamente en los departamentos de salud en el mundo. Creo que aquí, ahonda Escotet, el informe de la UNESCO necesita dar un salto o retomar el concepto del Aprender a Ser de Edgar Faure como genuina educación permanente».

El profesor Escotet, recalcó la alta calidad y enorme esfuerzo que ha supuesto la creación del «Informe UNESCO», que considera de lectura obligada y mejor aún, de aplicación inmediata, aunque sí echa en falta que se hubiese incluido un análisis a fondo, en forma de capítulo o sección, dedicado al área intergeneracional: «Por una parte, a la educación intergeneracional, a la educación en doble vía de las relaciones de los niños y niñas, y los adultos, y por otra, las relaciones entre los progenitores, padres, madres, tutores, mentores y los estudiantes, especialmente en sus edades tempranas».

«Las escuelas para y  de  madres/padres, empezando con el hecho de que en los propios sistemas formales de educación de los jóvenes no se aprenden las responsabilidades biológicas, psicológicas, económicas, sociales y éticas de lo que constituye traer a este mundo una nueva vida. Es decir, es absolutamente necesario ahondar en reflexiones y acciones para la paternidad y maternidad responsables –apuntó Escotet– y para la cooperación entre docentes, estudiantes y padres. Al igual que sabemos en Psicología de la dificultad de tratar una persona en el vacío, sin la consiguiente comprensión de las interrelaciones que le son propias, así tenemos que abordar los procesos educativos como consecuencia de las interrelaciones personales, familiares, sociales y culturales».

En el ámbito de la educación universitaria, el rector Miguel Angel Escotet pronosticó que en el próximo futuro, «la educación universitaria será una etapa continua y nunca terminal, en donde las competencias cognitivas y meta-cognitivas estarán enlazadas con las competencias afectivas y emocionales. Ninguna a expensas de la otra. La socialización académica será necesaria para promover una educación permanente donde se compartan conocimientos, actitudes y decisiones, así como para practicar valores éticos y estéticos. Compartir el conocimiento en tiempo real será una estrategia académica de aprendizaje, tanto en la docencia como en la investigación. Estudiantes y profesores aprenderán unos de otros, dada la variable de los sistemas instantáneos que ponen la información científica al alcance de todos».

El informe de la UNESCO está disponible a través de SM, su editor en España, o en la plataforma de UNESCO.

¿Te gustaría estudiar con nosotros?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.