¿Cómo mejorar tus habilidades de comunicación? - UIE

UIE Universidad con propósito

.Punto
y Futuro

¿Cómo mejorar tus habilidades de comunicación?

Consejos | 23 de septiembre de 2022

UIE Universidad con propósito

.Punto
y Futuro

¿Cómo mejorar tus habilidades de comunicación?

ConsejosConsejos | 23 de septiembre de 2022

Blog > ¿Cómo mejorar tus habilidades de comunicación?

Aunque muchas veces no se les da la importancia que merecen, poseer unas buenas habilidades de comunicación es tan importante como cuidar cualquier competencia técnica en una determinada área. Desde la UIE siempre inculcamos a nuestros estudiantes la importancia de ser buenos comunicadores. Podemos tener ideas y proyectos maravillosos, pero las dotes comunicativas serán las que nos permitirán defenderlos o establecer negociaciones en torno a ellos. Además, se trata de una herramienta vital para ser capaz de gestionar cualquier situación (profesional o no profesional) y para establecer buenos contactos (clientes, proveedores, colaboradores, trabajadores, compañeros, etc.).

Debido a que se trata de un aspecto clave, que marca un valor diferencial en cualquier profesional, en este post te mostramos cómo puedes mejorar tus habilidades de comunicación.

¿Qué son las habilidades de comunicación?

Podría decirse que las habilidades comunicativas están contenidas en el marco de las soft skills. Se definen como la capacidad o conjunto de capacidades que proporcionan una comunicación efectiva y tienen una importancia creciente en los procesos de selección y el desarrollo profesional.
Ahora bien, puede que te preguntes qué es una comunicación efectiva. Es esa que se produce cuando se comparte un mensaje (por cualquier medio) y se comprende bien.

Todo mensaje tiene un objetivo; si el emisor lo comunica bien, el receptor lo recibe sin que dicho objetivo se vea alterado. Así pues, el objetivo del mensaje se cumple a la perfección. Esto es comunicarse con eficacia.

Parece una cosa sencilla, pero ¿cuántas veces se producen dudas, confusiones, malas interpretaciones e incluso conflictos debido a una mala gestión comunicativa? Las habilidades de comunicación son precisamente la herramienta fundamental para solventar estos problemas y, por lo tanto, mejorar las relaciones sociales de todo tipo (incluyendo las profesionales).

¿Por qué deberías mejorar tus habilidades de comunicación?

¿Has oído hablar alguna vez del poder de las palabras? Pues es cierto, las palabras (tanto dichas como escritas) son herramientas con las que podemos construir discursos que tengan capacidad de convencer, inducir, informar o emocionar.

Por ello, las habilidades de comunicación tienen una importancia estratégica clave y dentro de nuestro modelo académico las consideramos una parte fundamental de tu formación integral. Esto cobra mayor sentido cuando lo contextualizamos en una era tan comunicativa como es el siglo XXI, donde nuestras habilidades comunicativas se ponen a prueba en todo momento.

No obstante, cabe destacar que la comunicación no se restringe solo a las palabras (repetimos, tanto orales como escritas). Tu cuerpo también se comunica mediante la comunicación no verbal. El lenguaje corporal muchas veces revela más información que las propias palabras.

Como puedes comprobar, las habilidades de comunicación son un campo amplio, que pasa por un dominio del lenguaje verbal y del no verbal. Todo, absolutamente todo, comunica. De ahí que necesites aplicar estrategias para mejorar tus comunicaciones interpersonales.

 

¿Cómo puedes mejorar tus habilidades de comunicación?

Entramos en la sección clave de este artículo: el entrenamiento de las habilidades de comunicación. No se trata de una ciencia exacta que se aprenda en base a estudiar una determinada metodología. La comunicación efectiva es una habilidad que solo mejora con la práctica.

Sin embargo, existen una serie de directrices, reglas y estrategias que te pueden ayudar a comunicarte mejor y desarrollar unas dotes comunicativas más óptimas.

Escuchar es la clave.

El principal error que cometemos cuando tratamos de comunicarnos es no escuchar a nuestro interlocutor y centrarnos únicamente en nuestro discurso comunicativo. Este es un error que debemos subsanar para mejorar en materia de comunicación.

Para entendernos, la comunicación es un acto bidireccional. Es decir, el flujo de información se produce en dos sentidos. Existe un emisor y un receptor del mensaje, pero estos cambian su papel constantemente.

Para ser buenos comunicadores, debemos escuchar con calma y atención toda la información que nuestro interlocutor pretenda darnos. A raíz de esto tendremos más claro el contexto comunicativo, nuestro emisor se sentirá valorado y el flujo comunicativo se volverá más fluido.

Haz preguntas

Esta estrategia está relacionada con la anterior. Una pregunta es un arma muy poderosa que nos revela información sobre algún aspecto. Además, te sirve para aclarar cualquier tipo de duda y asegurarte de que el mensaje cumpla con su verdadero objetivo.

Un buen comunicador domina el arte de las preguntas, porque sabe que las preguntas pueden redirigir una conversación, interrumpir en un punto tenso o comprender mejor las intenciones del interlocutor.

 Comunica con un objetivo claro

No es necesario hablar mucho, sino transmitir el mensaje de una forma eficaz. Por ello antes de hablar, tenemos que tener claro qué queremos comunicar. Además, muchas veces el receptor puede perderse si el mensaje está oculto en una frase o un discurso grandilocuente. Vale la pena comunicar pocas ideas, pero de forma eficiente, que querer abarcar mucho y que nuestro discurso no se entienda.

Un buen truco para mejorar este aspecto es leer mucho y variado; la lectura es uno de los mayores estímulos para nuestra mente y está directamente relacionada con nuestra capacidad comunicativa.

Mantén el contacto visual

Muchas personas no son capaces de mantener la mirada cuando hablan, y esto es un punto fundamental para comunicarse adecuadamente. La mirada habla y al establecer un contacto visual se revela confianza y seguridad.
No se trata de mirar constantemente a tu interlocutor, simplemente de usar el contacto visual para acompañar con la mirada tu discurso y poder recibir un feedback.

Lo más importante del contacto visual es que seas consciente de que es una parte importante de la comunicación no verbal y que su correcto uso puede hacer de tí un gran comunicador.

Cuida tu comunicación no verbal.

Tan sólo necesitas un espejo para entrenar esta habilidad. Como hemos comentado anteriormente, nuestro cuerpo transmite mucha información (según los expertos, el 90% de la comunicación es no verbal). De este modo, deberías observarte y pulir tu forma de gesticular.

Lo ideal es que, con la práctica, seas consciente de los gestos que realizas y analices qué es lo que transmiten. Una vez hecho esto, descarta aquellos que no juegan a tu favor y potencia esos otros que te hagan sentir seguro y confiado mientras comunicas.

Únicamente es cuestión de tiempo y algo de dedicación para conseguir dominar tu lenguaje corporal; del mismo modo que el resto de las habilidades de comunicación.

¿Qué es un convenio de prácticas formativas?

Si no sabes qué es un convenio de prácticas formativas, […]

3 de octubre de 2022

Profesiones de futuro: nuevos trabajos alineados con los ODS de la Agenda 2030

¿De qué puede servirte conocer las profesiones del futuro? Pues […]

29 de septiembre de 2022

Taller de mejora de la comunicación interpersonal y gestión de conflictos – ASEMACO

No hay grupo humano sin conflictos. Hay que quitar el […]

6 de septiembre de 2022

¿Te gustaría estudiar con nosotros?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Call Now ButtonLLÁMANOS